Durante nuestra carrera para ser mejor persona y mejor profesional  aparecen algunos enemigos que pueden arruinar nuestras oportunidades de crecimiento.

 

Es importante tomar conciencia  de cómo estos enemigos están afectando a tu desarrollo.  Es evidente que todos sucumbimos a ellos alguna vez, pero cuando aparecen con frecuencia no podemos crecer.

 

Los profesionales emocionalmente inteligentes le plantan cara a estos enemigos, aprenden a reconocer qué está bloqueando su crecimiento y trabajan para superarlo.

 

El primer paso es reconocer esos enemigos y darles nombre. La conciencia de uno mismo es vital para  continuar su desarrollo personal y profesional.

Pero, ¿Cuáles son estos ENEMIGOS?, ¿Qué nos impide jugar a ganar?, ¿Cuáles te suelen acompañar a ti?

Los enemigos del crecimiento personal más comunes con los que nos solemos encontrar son:

    • Nuestro ego : El egotismo nos impide aprender más sobre nosotros mismos. Si creemos que somos perfectos, ¿para qué molestarnos en cambiar?

 

    • Miedo: Siempre dispuesto a bloquear y a sabotear nuestro desarrollo profesional. El miedo aparece en todos a todos los niveles y en todas las facetas de nuestra persona.

 

    • Gente tóxica: Estas personas invaden nuestro mundo interior y atacan a nuestra confianza. Cuando nos quitan la confianza, nos están robando nuestra capacidad de crecer.

 

    • Pereza: La pereza siempre busca el camino más sencillo: lo fácil es no cambiar ni mejorar. Si dejamos que la pereza gane, entonces nuestra vida será más sencilla, aunque estemos estancados.

 

    • Inercia interior: Uno se quedan como el gato atrapado en el árbol esperando que lleguen los bomberos.

 

    • No aceptar la verdad: Cada vez tenemos una mayor capacidad de vivir de espaldas a la verdad. La escuchamos y la rechazamos. Encontramos una razón para deshacernos de ella de forma rápida e indolora antes de que pueda entrar e instalarse.

 

Adaptado de «In search of Honor: Lesson from workers on How to Build Trust, Adele B. Lynn, Belle Vernon, BajonHouse Publishing 1998)

Desde el coaching y desde la Psicología, entre otras cosas, se trabaja el autoconocimiento para que desde la reflexión, la toma de conciencia y la acción la persona se permita crecer personal y profesionalmente.

Me gustaría acabar con una frase de Miguel de Unamuno,  que nos invita a conocernos y saber qué nos paraliza. Si no sabemos qué nos impide crecer, nunca podremos crecer. A veces es difícil y doloroso reconocer nuestras “debilidades”,  pero la única manera de hacerte fuerte es conocer  a lo que te enfrentas.

“Jamás llegaremos a conocer aquello que tememos, para llegar a conocer algo es menester perderle el miedo, y si te tienes miedo a ti mismo, jamás llegarás a conocerte”